¿El papel del fisioterapeuta en la empresa puede ser importante para combatir el absentismo laboral de origen físico?

Mobilizaciones en fisioterapia y empresa

¿Qué nos dice la experiencia como fisioterapeutas?

Diariamente son muchas las personas que asisten a sesiones de fisioterapia. El trabajo, el estrés, la conciliación familiar, entre otros, son factores que favorecen la aparición de problemas. La jornada laboral es más dura si existe algún problema o lesión. El dolor físico, el miedo a no encontrarse al 100% de sus capacidades en el lugar de trabajo o la preocupación por la pérdida de dicho trabajo vinculado a las bajas laborales, provoca que la persona tenga un gran malestar.

Con los datos extraídos de mi propia experiencia como fisioterapeuta y después de valorar distintos estudios de absentismo laboral, he llegado a la conclusión de que la fisioterapia podría ser de gran ayuda para prevenir lesiones físicas en el ámbito laboral.

Formar, asesorar y tratar -siempre desde el punto de vista preventivo- es la clave para mejorar la salud del trabajador en su entorno laboral. Actuar en esta línea podría permitir conseguir dos objetivos fundamentales. Por un lado, mejorar la salud física del trabajador y fomentar empresas saludables. Y, por otro lado, intentar disminuir los procesos de las IT (incapacidad temporal) de corta duración, causadas por patologías neuro-músculo-esqueléticas en las contingencias comunes, reduciendo los costes del absentismo laboral en las empresas y, por lo tanto, las bajas laborales.

 

¿Qué dicen los estudios sobre este tema?

resultado de los estudios sobre absentismo laboral

Se relaciona el absentismo laboral con la recuperación económica. Los expertos dicen que estamos en un “cambio de ciclo de la crisis”. Es importante apuntar que el absentismo laboral ha aumentado considerablemente en forma y números en relación a las cifras del 2009.

En el 2017, Asepeyo publicó Estudio de absentismo, contingencias comunes ejercicio 2016donde confirmaba un aumento del 9,31% del absentismo por contingencia común en relación al 2015, año en que también había aumentado en relación al anterior, aumentando así el número de casos de IT (incapacidades temporales) de menos de 16 días.

Podemos decir que en el año 2016 el 22,23% de los trabajadores cursaron bajas por contingencias comunes y, de estas, el 67% fueron por IT (incapacidades temporales) de corta duración. De este 22,23%, el 30% fueron por causas neuro-músculo-esqueléticas y fueron la segunda causa de las incapacidades temporales en las empresas, hecho que provoca importantes costes generales.

En referencia a la incidencia de las contingencias comunes por sectores, se produjo un incremento de casos a nivel general, con especial incidencia en las actividades administrativas y de servicios auxiliares, en la automoción, la industria manufacturera y la construcción. Las mujeres hicieron un 5% más de bajas que los hombres y las bajas aumentaron en un 15,4% en la franja de edad de los 23 a los 30 años. El lunes es, según el estudio, el día con más frecuencia de ausencias o de inicio de procesos de absentismo.

Según un artículo publicado en Expansión(junio del 2017), el coste total del absentismo por incapacidad temporal o contingencias comunes, aumentó en el 2017 con un 10,91% y representó un coste de casi 68.500 millones de euros en todo el Estado español, según el VI informe Adecco sobre absentismo.

Randstad Research elabora cada tres meses un informe que analiza el absentismo laboral y su magnitud en el mercado laboral español. Este se realiza a partir de los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE) y de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE). Según este informe, en Cataluña, el absentismo laboral justificado con baja médica supone un coste anual de 6.774,3 millones de euros y el absentismo no justificado por baja médica supone un coste de 3.181,9 millones de euros. El total de absentismo no justificado por baja médica se sitúa en Catalunya por encima de la media estatal.

En el artículo del pasado 19 de febrero de 2018, publicado por el canal de noticias catalán 3/24, podemos comprobar que en los últimos 4 años el nivel de absentismo laboral ha aumentado hasta llegar a tener una incidencia de 31 casos por cada 1.000 trabajadores. Este mismo artículo explica que patronal y sindicatos negociaron los salarios, pero que los empresarios pidieron incluir en las negociaciones la gestión del absentismo laboral. En cambio, los sindicatos ponen de manifiesto la relación del absentismo con la recuperación económica y el aumento de las exigencias de los sitios de trabajo.

Dolor en el trabajo

Conclusión

Son muchos los estudios orientados al absentismo laboral. Pero todas las entidades o empresas responsables de estos estudios creen en la importancia de promover políticas de conciliación familiar en la empresa, fomentar el buen ambiente, el empowermentdel trabajador y la promoción de la salud en el trabajo. Consideran que son acciones importantes para intentar disminuir el nivel de absentismo laboral.

Según Adecco, desarrollar incentivos para que en las empresas se implementen programas de promoción de la salud y de prevención de trastornos músculo-esqueléticos o establecer programas asistenciales específicos son una de las claves para cambiar la dinámica.

La fisioterapia es una profesión sanitaria en la que el profesional trata, asesora y forma al paciente con el fin de solucionar o evitar la evolución o aparición de los problemas físicos que sufre o puede sufrir. Como profesionales, algunas de nuestras principales funciones son la de promover la salud y la prevención de lesiones. Así pues, utilizar las distintas opciones de servicios de fisioterapia en la empresa como las formaciones, los ejercicios terapéuticos preventivos, los tratamientos directos de fisioterapia o algún otro, con el fin de promover la salud física y prevenir o solucionar los problemas físicos, podría ser una posible solución para mejorar los niveles de absentismo laboral de origen físico y los costes derivados de estos problemas.

 

Rosa Garcia Maldonado
Fisioterapeuta y gerente de FIPE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *